Abordaje de la incontinencia urinaria. Reeducación del suelo pélvico

Los procesos evolutivos propios de la edad modifican los sistemas de sostén y de cierre, se produce una atrofia de las fibras musculares y un aumento de la tasa de colágeno; y esto hace que disminuya la fuerza de contracción de los músculos del suelo pélvico, así como el tono de los esfínteres tanto lisos como estriados.

El equilibrio vesico-esfinteriano también juega un papel importante para la continencia. Las fugas aparecen cuando las fuerzas de expulsión son superiores a las fuerzas de retención, que en el caso de la mujer, son más vulnerables por tener una uretra corta, un suelo pélvico sometido a traumatismos obstétricos y por las modificaciones hormonales que se dan en el embarazo, parto, menopausia etc.

reeducacion_suelo_pelvico/organos_genitales_femeninos

Para que el aparato urinario funcione bien es esencial la integridad de la musculatura estriada y particularmente la de los esfínteres. La musculatura estriada interviene en la contracción voluntaria ante cualquier aumento brusco de la presión abdominal.

Existen muchos factores que contribuyen a que el suelo pélvico se debilite:

  • Embarazo.
  • Parto.
  • Menopausia.
  • Estreñimiento.
  • Procesos respiratorios crónicos que cursan con tos.
  • Obesidad.
  • Alteraciones de la estática.
  • Deportes de alto impacto.
  • Abdominales convencionales.
  • Algunas intervenciones quirúrgicas.
  • Algunos fármacos.

Algunos de los trastornos que pueden aparecer si existe debilidad de los músculos perineales son:

  • Incontinencia urinaria.
  • Prolapsos.
  • Incontinencia fecal.
  • Disfunciones sexuales.

RECUERDO ANATÓMICO

El suelo pélvico está formado por dos planos de músculos.

El plano profundo lo conforman los fascículos del elevador del ano:

Pubovaginal.
Puborectal.
Pubocoxígeo.
Iliocoxígeo.
Isquiocoxígeo.

Y en el plano superficial:

Esfínter externo de la uretra.
Transversos profundo y superficial.
Bulboesponjoso.
Isquiocavernoso.

NFCP: Núcleo fibroso central del periné. Es el punto de inserción de los músculos del suelo pélvico. Punto de referencia porque se puede objetivar la contracción de estos músculos de forma palpable.

Algunos estudios anatómicos recientes demuestran que el suelo perineal no está en forma de hamaca como hasta hace poco se creía (hasta el punto de que los dibujos, maquetas y demás elementos ilustrativos del periné aún hoy se presentan así) sino en forma de cúpula. Ahora se concibe como un diafragma pélvico simétrico al diafragma torácico. La coordinación de los dos diafragmas desempeña una función importante para el funcionamiento de la estática pelviperineal y constituye uno de los objetivos de la reeducación.

LA INCONTINENCIA URINARIA

La incontinencia urinaria es la pérdida involuntaria de orina y constituye un problema higiénico de repercusión social.

Hasta ahora ha sido un problema muy extendido, pero poco abordado. Si se llegaba a consultar, las medidas ofrecidas eran principalmente paliativas (compresas absorbentes). Actualmente, gracias a la intervención del fisioterapeuta especializado en este campo, se pueden conducir a estas pacientes a la reeducación del suelo pélvico.

El hecho de aceptar la incontinencia o vivirlo como un verdadero drama varía según multitud de factores (cultura, país, grupos de edad, modos de vida, actividad etc.), pero lo que es evidente es que influye en la calidad de vida.

Aunque, como ya hemos dicho, la incontinencia afecta de forma más importante a la mujer, en el caso del hombre la incontinencia por prostatectomía es frecuente, por lo que la reeducación perineal se ha convertido en una práctica común con el objetivo de reentrenar el esfínter uretral.

La evolución de la especie humana hacia la bipedestación provocó algunas modificaciones en la columna vertebral que a su vez repercutieron en las estructuras abdominopélvicas. Se ha observado que la anteversión pélvica producida por una hiperlordosis (que puede verse aumentada por el embarazo, por el uso te tacones altos etc.), conduce a una disminución de la actividad de los elevadores del ano.

DEJA UN COMENTARIO